lunes, 9 de noviembre de 2009

Entra en el círculo


Tenía sólo once años cuando vi por primera vez a aquel chico rubio, con pendientes y tatuajes cantando Always, and I'll be there, foreeeeeeever and a day... pegado a un micrófono. Desde entonces, su música me ha acompañado. Sin saberlo, estaba descubriendo a una banda que llevaba ya 10 años en la carretera: BON JOVI. Always (mi primer contacto) era una de las dos nuevas canciones que formaban parte del recopilatorio de grandes éxitos CrossRoad, publicado en 1994. Así descubrí Living on a prayer, Keep the faith, You give love a bad name y el resto de joyas ochenteras que incluía el CD. Pero me quedé con ganas de más. Y poco a poco me hice con todos los discos (incluyendo uno en vinilo - Slippery when wet- que guardo como oro en paño).


Sólo los he visto una vez en directo... hace unos seis años. Y lo recuerdo como uno de los días más excitantes de mi vida. Sólo alguien que desee algo con tanta fuerza y lo consiga, puede entenderlo. Aquella cita en La Peineta no fue desde luego el mejor directo de Bon Jovi, pero yo estaba allí, y eso me basta. Miles de manos alzadas me impedían ver bien el escenario, pero a fin de cuentas nunca había estado tan cerca, así que lo disfruté, lo disfruté muchísimo... Con la perspectiva del tiempo y lo selectivo del recuerdo, es cierto que eché en falta ciertas canciones (y que otras me sobraron) pero que agradecí la inclusión de Born to be my baby y un I'll be there for you interpretado por Richie Sambora, para mí sin duda el gran momento de la noche, y no dudo que mucha gente opinaba lo mismo a juzgar por la gran ovación que recibió el guitarrista.



Mañana los de New Jersey lanzan un nuevo álbum, The Circle, que promete recuperar su sonido más nostálgico (habrá que verlo), y llevarlo hasta el O2 Arena de Londres donde darán diez conciertos en menos de tres semanas (además de las citas americanas) en 2010. Los miembros del club de fans tienen prioridad para la compra de entradas... después nos toca al resto. Por cierto, que hoy actúan en Berlín, en el 20 aniversario de la caída del muro. Y mientras barajo la posibilidad de una escapada a Londres... se me ocurre celebrar estos 25 años de Bon Jovi con un repaso a la trayectoria de MI GRUPO FAVORITO... Si es que en el fondo, soy un poco friki. Por lo pronto, ya he entrado en el círculo.

2 comentarios:

ISENZIA dijo...

Sin duda hay pasiones que nunca mueren. Yo me quedo con mis madrileños...

Vuelve prontito
Un besin grande
Rebe

Lorena Redonda dijo...

Gracias Rebe, un besito*